viernes, 29 de enero de 2010

El Doble Eterico de Arthur E Powell


Extracto del primer capitulo del libro, descripción general.

Todo estudiante de ocultismo sabe que el ser humano posee varios cuerpos o vehículos, por medio de los cuales puede expresarse en los diversos planos de la naturaleza: físico, astral, mental, etc.
El ocultista clasifica la materia física en siete grados u órdenes de densidad, a saber:

1. Atómico 2. Subatómico 3. Superatómico 4. Etérico 5. Gaseoso 6. Líquido 7. Sólido.

Partículas de todos estos grados entran en la composición del vehículo físico. Este, sin embargo, consta de dos divisiones bien marcadas, a saber: el cuerpo denso, compuesto de sólidos, líquidos y gases, y el Cuerpo Etérico, o doble, como se lo llama frecuentemente, que se compone de los cuatro grados más finos de materia.

Es nuestro propósito estudiar en esta obra lo que se refiere al Doble Etérico; su naturaleza, apariencia y funciones; las relaciones del mismo con otros vehículos y su conexión con Prana, o Vitalidad; su nacimiento, crecimiento y decadencia; así como también la relación del mismo con ciertos métodos de curar, con el mesmerismo, la mediumnidad y las materializaciones; los poderes que puede ejercitar, y una multitud de fenómenos etéricos, con los cuales tiene relación.



Resumiendo, hemos de ver que el Doble Etérico, aunque necesario para la vida del cuerpo físico, no es, propiamente hablando, un vehículo separado de conciencia; recibe y distribuye la fuerza vital que emana del Sol, de manera que está íntimamente relacionado con la salud física; contiene ciertos Chakras o Centros de Fuerza propios, cada uno de los cuales tiene una función determinada. De la acción de la materia etérica depende, en gran parte, la memoria de la vida de sueños. El Doble Etérico juega parte importante al determinar la clase de cuerpo físico que un Ego encarnante recibirá; al igual que el cuerpo físico, decae y muere a su debido tiempo, liberando al "Alma", para la etapa siguiente de su viaje cíclico; está especialmente asociado con lo que se conoce como Curación Magnética o Vital y también con el Mesmerismo, sea con fines de curación, de anestesia o de trance; es el factor principal en los fenómenos del espiritismo, tales como el movimiento de objetos, producción de golpes y otros sonidos y materializaciones de toda clase. El desenvolvimiento de las facultades etéricas confiere nuevos poderes y revela muchos fenómenos, que están más allá de la experiencia de la mayoría de los hombres; mediante la utilización de la materia del
cuerpo etérico se puede "magnetizar" objetos, así como también se puede mesmerizar a seres vivientes; finalmente, el cuerpo etérico proporciona el material del cual se forma la substancia conocida como ectoplasma.


Se ha dado al Doble Etérico varios nombres. En la literatura teosófica primitiva, se lo llama muchas veces cuerpo astral, hombre astral o Linga Sharira. En escritos posteriores, sin embargo, ya no se emplea ninguno de esos términos aplicado al Doble Etérico, puesto que corresponden propiamente al cuerpo compuesto de materia astral, al cuerpo de Kama de los hindúes. Por tanto, al leer la Doctrina Secreta y otros libros de la primera época, el estudiante ha de tener cuidado para no confundir entre estos dos cuerpos completamente distintos, conocidos hoy como: Doble Etérico y Cuerpo Astral.
El nombre hindú correcto para el Doble Etérico es Pranamayakosha, o vehículo de Prana; en alemán se lo conoce como el "Doppelganger" ; después de la muerte, una vez separado del cuerpo físico denso, se lo conoce como espectro, fantasma, aparición o
espíritu de cementerio. En Raja Yoga el Doble Etérico y el cuerpo denso juntos se conocen como el Sthúlopadhi, o Upadhi más bajo de Atma.
Toda partícula sólida, líquida y gaseosa del cuerpo físico está rodeada de una envoltura etérica; de ahí que el Doble Etérico, como su nombre implica, sea un duplicado perfecto de la forma densa. En tamaño, se extiende como un cuarto de pulgada sobre la piel. El aura etérica, sin embargo, o Aura de Salud, como se la llama frecuentemente, se proyecta normalmente varias pulgadas sobre la piel. Esto se tratará con mayor extensión más adelante.
Es importante observar que el cuerpo denso y el Doble Etérico varían en calidad conjuntamente; de manera que quien deliberadamente procura purificar su cuerpo denso, refina simultánea y automática mente la contraparte etérica.


En la composición del Doble Etérico ha de entrar algo de materia etérica de todos los grados, pero las proporciones varían en gran manera y dependen de varios factores, tales como la raza y el tipo de individuo, así como su k arma particular.
La única información que el compilador ha podido reunir, hasta ahora, con respecto a las propiedades y funciones particulares de cada uno de los grados de materia etérica, es la siguiente:

1- Etérico: El medio conductor de la corriente ordinaria de electricidad y del sonido.
2- Superetérico: El medio conductor de la luz.
3- Subatómico: El medio conductor de las "formas más sutiles de electricidad."
4 - Atómico: El medio para la transmisión del pensamiento de cerebro a cerebro.

Química oculta Física Ejemplo

E1 Atómico Electrónico Electrón

E2 Subatómico Núcleo positivo Partícula Alpha
E3 Superetérico Núcleo neutralizado Nascente N.
E4 Etérico Atómico Neutrón Atómico H
Gaseoso Gas molecular, etc. H2,N2 o compuestos gaseosos

En apariencia, el Doble Etérico es de color gris violado pálido o gris azulado, ligeramente luminoso; de textura fina o tosca, según que el cuerpo físico sea fino o tosco.
El Doble Etérico tiene dos funciones principales. En primer lugar, absorbe Prana, o Vitalidad, y la distribuye el entero cuerpo físico, como veremos en detalle más adelante.
En segundo lugar, actúa como intermediario o puente entre el cuerpo físico denso y el cuerpo astral, transmitiendo la conciencia de los contactos sensorios físicos, por medio del cerebro etérico, al cuerpo astral; transmite también la conciencia del astral y de esferas superiores al cerebro físico y al sistema nervioso.
Además, el Doble Etérico desarrolla ciertos Centros, por medio de los cuales el ser humano es capaz de conocer el mundo etérico y los muchos fenómenos del mismo. Estos poderes o facultades se describirán también a su debido tiempo.


Es importante tener en cuenta que el Doble Etérico, por ser meramente una parte del cuerpo físico, no es capaz normalmente de actuar como vehículo separado de conciencia en el cual el ser humano pueda vivir o actuar. Posee únicamente una conciencia difusa
perteneciente a las partes del mismo, pero no tiene mentalidad ni sirve fácilmente como vehículo para la misma, una vez separado de la contraparte densa. Como es un vehículo, no de conciencia mental, sino de Prana o Vitalidad, la acción de dislocarlo del vehículo denso, al cual transmite las corrientes de vida, es perturbadora y perjudicial para la salud. En efecto, la separación del Doble Etérico del denso es cuestión difícil en personas normalmente sanas; pues el Doble no puede alejarse del cuerpo al cual pertenece.
En personas conocidas como psíquicos o médiums materializadores, el Doble se separa con relativa facilidad, y la materia etérica de los mismos constituye la base de muchos fenómenos de materialización, de los que trataremos más extensamente en otro capítulo.
El Doble puede separarse del cuerpo físico denso por accidente, por muerte, con anestésicos tales como éter o gas, o por mesmerismo, Como el Doble es el eslabón de conexión entre el cerebro y la conciencia superior, la expulsión forzada del mismo del cuerpo físico denso por medio de anestésicos forzosamente produce anestesia.


Además de esto, la materia etérica, así separada, usualmente se envuelve en el cuerpo astral y amortigua la conciencia de este cuerpo; de ahí también que después que se han desvanecido los efectos del anestésico la conciencia del cerebro no recuerde lo ocurrido durante el tiempo pasado en el vehículo astral.
El método y las ron secuencias del retiro de la materia etérica por mesmerismo se tratará más extensamente en un Capítulo especialmente dedicado a este tema,
En condiciones de debilidad y de excitación nerviosa, el Doble Etérico puede también desprenderse en gran parte del cuerpo denso; el último tiene entonces una conciencia muy apagada o como en trance, lo cual depende de la mayor o menor porción de materia etérica que llegue a desprenderse.


La separación del Doble del denso va generalmente acompañada de considerable disminución de vitalidad en este último; mientras que el Doble adquiere más vitalidad a medida que la energía del denso disminuye. Es su obra: "Posthumous Humanity", el Coronel H. S. Olcott dice :
"Cuando el Doble es proyectado por un entendido experimentado, el cuerpo parece aletargado y la mente en un estado de aturdimiento; los ojos quedan sin expresión, sin vida; la acción del corazón y de los pulmones es débil y, con frecuencia, la temperatura muy baja. Es muy peligroso hacer un ruido repentino, o entrar ruidosamente en la habitación en tales circunstancias, porque el Doble es atraído al cuerpo, por reacción instantánea, el corazón palpita convulsivamente y puede llegar a causar la muerte."
En efecto, tan íntima es la conexión entre los cuerpos etérico y denso, que un daño infligido al Doble Etérico aparecerá como una lesión en el denso; es éste un caso del curioso fenómeno de repercusión. Es bien sabido que tal repercusión puede ocurrir también en el caso del cuerpo astral; bajo ciertas circunstancias un daño a este último se reproduce en el cuerpo físico.
Parece probable, sin embargo, que la repercusión sólo puede ocurrir en casos de materialización perfecta, en los cuales la forma es visible ya la vez tangible; no cuando es tangible y no visible, o cuando es visible pero no tangible.


Se ha de tener en cuenta que lo dicho se aplica únicamente a los casos en que la materia etérica se utiliza para formas materializadas. Cuando la materialización se obtiene del éter circundante un daño a la forma no puede afectar al cuerpo físico por repercusión; de la misma manera que el daño a una estatua de mármol, tampoco puede dañar al personaje que representa.
Se ha de tener también en cuenta que la materia etérica, aunque invisible a la vista ordinaria, es siempre materia física; puede por lo tanto, ser afectada por el frío y por el calor y también por un ácido poderoso.


Personas que han perdido un miembro por amputación se quejan, a veces, de dolores en las extremidades del miembro amputado; es decir, en el lugar en que el miembro estaba. Esto se debe a que la porción etérica del miembro no se ha desprendido de la porción
física densa, sino que todavía se encuentra allí, como puede comprobar un clarividente. De manera que, bajo estímulo adecuado, puede haber sensación en el miembro etérico y transmitirla a la conciencia.
Hay un gran número de otros fenómenos relacionados con el Doble Etérico. con la expulsión de éste del cuerpo denso, con las emanaciones del mismo, etc., pera de estos puntos trataremos más adelante en forma más amplia y satisfactoria, una vez que hayamos estudiado la naturaleza del Prana y Vitalidad y la manera cómo actúa.

1 comentario:

Alejandro Flores dijo...

bueno por que me sirve para practicar sanación pranica, pero quisiera obtener el libro completo
atte

Se ha producido un error en este gadget.